+ Solidario
+ Solidario

Subir el puerto Angliru en monociclo - 13 Km.

CRÓNICA 2º RETO DEPORTIVO +SOLIDARIO "ANGLIRU MONOCICLO"
Cronica 2º retos deportivo +solidario 20[...]
Documento Adobe Acrobat [82.3 KB]

 

Fecha: Domingo 12 de Mayo 2013

Lugar:  Puerto Angliru (Asturias)

Distancia: 13km

Equipo: Fernando González

Tiempo : 2 horas y 27 minutos

Distancia: 12, 5 km

Altura: 1.573 mtrs.

Desnivel: 1.266mtrs

Pendiente máxima: 23,50%

 

Cima situada en la Sierra del Aramo en Asturias, a 1570 metros de altitud. L'Angliru es un puerto de categoría especial, final de etapa de varias ediciones de la Vuelta Ciclista a España, con una longitud de 13,1 kilómetros, un porcentaje medio de 10,1%, con tramos espectaculares del 23,6%. La media de los últimos 8 kilómetros es del 13%.

Estamos ante una cima única, considerada la más dura del mundo.

La irrupción en el panorama ciclista ha causado asombro tanto por su belleza como por su dureza.

Ya sabemos que hay puertos y puertos. Los asequibles, los normales, los duros y los inhumanos. El que aquí describimos no pertenece a ninguna de esas categorías; habría que crear una específica sólo para él. Se trata, sin ningún género de dudas, de lo más duro que podemos hallar en la geografía hispana, pues ninguna de las ascensiones que algunos (cada vez más y en más lugares) pretenden comparar con el coloso asturiano puede ni siquiera acercársele en el grado de desorbitada dificultad que sus rampas atesoran.

 

La carretera que asciende por Santa Eulalia es aparentemente más llevadera que la tradicional, que tiene su inicio en La Vega. No vamos a entrar en comparaciones odiosas, pero sí conviene advertir de que, si bien es posible que la pendiente media de todo el tramo sea algo mayor en la que se escala en la Vuelta a España, las rampas que vamos a encontrarnos en esta vertiente que comentamos son bastante más impresionantes que las de su opuesta, y algunas de ellas nos hacen acercarnos a la dureza que deberemos superar en el tremendo tramo final del puerto que ambas vertientes comparten. Hasta la población de Cardeo no vamos a tener especiales dificultades en ir dejando atrás los primeros kilómetros, pero entre La Enseca y Busloñe los porcentajes de los siguientes tres mil metros no desmerecen de ningún otro puerto de primera categoría.

 

Pasada esta última localidad nos vamos a encontrar de todo: rampas de todo tipo, algunas tremendas aunque cortas, tramos de descanso y hasta alguna zona en descenso. Después de 10 kms. alcanzamos la carretera que asciende desde La Vega y prácticamente llaneamos hasta la zona de Via Pará. Será nuestra última oportunidad de recapacitar ante lo que nos aguarda y, tras encomendarnos a quien queramos, emprender el calvario de casi 7 kms. que ya ¿admiramos? ante nosotros. Y, desde este punto, el "sálvese quien pueda". 

 

Aquí sí que no caben ni bravuconadas ni falsas modestias: que cada uno recurra al desarrollo más corto del que pueda disponer y "ánimo". Una pendiente media del 13% y sin descanso alguno digno de tal nombre, aunque a algunos el 10% les parecerá un "falso llano", es lo que define a este muro inmenso que iniciamos con las primeras rampas de la Cuesta de Les Cabanes, donde durante unos 400 m. apenas si bajamos del 19%, alcanzándose cifras superiores al 20%. Aquí no hay florituras que valgan y si algún purista cree apropiado intentarlo con dos platos, pues... peor para él, ya que lo más duro está por llegar. Tras ese primer kilómetro (del muro final) al 14%, los dos siguientes nos van a devolver la moral que hemos ido dejando en cada pedalada, por cuanto no superan el 12% de media. En la zona de Les Picones volvemos a encontrarnos con el 20% y en la curva de Cobayos damos inicio a ese kilómetro mortal al 17,5%. Al trazar esa curva de herradura izquierda comenzamos nuestra ascensión al cielo ya que, si superamos sin echar pie a tierra la terrorífica Cueña les Cabres, nos sentiremos auténticamente en el Paraíso: pero, ojo, que los pocos metros en que se alcanza casi el 24% pueden convertir ese pretendido paraíso en un Infierno. Ya está, nos decimos, pero que nadie se relaje, que aún deberemos enfrentarnos a otros casi dos kilómetros donde, trazando una herradura tras otra, todavía hallaremos rampas por encima del 20% antes de coronar, justo cuando perdemos de vista el grandioso panorama que hemos ido dejando a nuestros pies y que, con seguridad, nadie habrá podido disfrutar: ya podrá hacerlo en el descenso, si la lluvia, el frío, la niebla o, incluso, la nieve no se lo impiden.





Equipo

Fernando González Mora 

Tlf. móvil: 619137161 

Email: superferda@hotmail.com